“A veces el objetivo no es curar sino aliviar”

María sufre artrosis desde los 45 años. En la actualidad, con 85 años recién cumplidos, María nos habla de la evolución de su dolor, de cómo conoció la clínica del dolor de Mallorca y qué tipo de tratamientos está recibiendo para mitigar las molestias que sufre.

 

 

“Cuando conocí Aliviam estaba desesperada”

Brigitta vive con varias hernias discales desde hace muchos años. Patologías a las que se sumaron una artrosis degenerativa y un cáncer de útero. Encontrar la clínica del dolor no sólo supuso una mejora en su dolor sino que fue crucial para recuperar su estado de ánimo.

 

 

“Pensé que no volvería a caminar”

Roselia Araujo conoció Aliviam tras sufrir un dolor extremo provocado por una hernia discal y un deslizamiento en el hueso.
Meses después de comenzar su tratamiento en la clínica del dolor, Roselia reconoce que está curada en un 95 por ciento.
 

 

 

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.