Aliviam
Causas de dolor

 

Dolor mecánico

El dolor mecánico es el producido por cambios en posturas y cargas anormales -especialmente de forma constante, a lo largo del tiempo-, que pueden causar estrés en ciertas estructuras anatómicas y dolor por sobrecarga. Por ejemplo: posturas patológicas y mantenidas pueden terminar cambiando la orientación de las vértebras o causar sobrecarga en discos, ligamentos y facetas articulares.

 

Estas modificaciones biomecánicas estarían relacionadas con el dolor de espalda. El dolor mecánico es típicamente inconstante a lo largo del tiempo. Su localización puede ser fija o cambiante. Habitualmente empeora con ciertos movimientos. Pero, por la misma regla, el movimiento correcto, guiado por el terapeuta, puede ser utilizado como herramienta para curar. El dolor mecánico responde poco a la medicación antiinflamatoria.


Dolor inflamatorio

El dolor inflamatorio es el que aparece después de un daño o una lesión, cuando se produce típicamente una respuesta caracterizada por la presencia de calor, hinchazón, rubor. Normalmente esta respuesta desaparece con la curación de la lesión. Cuando esto no ocurre porque la lesión perdura en el tiempo, ocurren cambios bioquímicos que hacen que las neuronas que detectan el dolor se vuelvan hipersensibles. El dolor se vuelve más "crónico", con un umbral más bajo. Encontramos este tipo de dolor en cuadros de artrosis, en enfermedades reumatológicas (artritis), también en numerosos cuadros de dolor de espalda.


Dolor neuropático

El dolor neuropático es muy característico y reconocible. Se trata de esos dolores como pinchazos, hormigueo, quemazón, descargas eléctricas. Se deben a la lesión de los nervios que trasmiten las sensaciones y entre ellas la del dolor. Es decir que es una lesión de las vías del dolor. Puede ocurrir en cualquier punto, desde los receptores del dolor que tenemos en la piel hasta el cerebro. Así que puede presentarse por un herpes, por una hernia discal que comprime un nervio espinal, por un trauma que daña los nervios de un miembro, por una enfermedad como la diabetes que ataca las terminaciones nerviosas, por un ictus que lesiona una zona del cerebro implicadas en la trasmisión del dolor.


 

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.