Las 10 cosas que debes saber sobre la terapia manual McKenzie

11 de Febrero de 2020

Las 10 cosas que debes saber sobre la terapia manual McKenzie

El método McKenzie de Diagnóstico y Terapia Mecánica (MDT) es una práctica internacional de gran evidencia científica aplicada en la evaluación y en el tratamiento de problemas musculo-esqueléticos de la columna vertebral y de las extremidades. Creado por el prestigioso kinesiólogo neozelandés Robin McKenzie, lleva más de 30 años aplicándose en diferentes países, consolidándose como una alternativa a la fisioterapia tradicional con excelentes resultados. Sus principios llegaron a Baleares de la mano de nuestro equipo de Aliviam Mallorca, pionero en la aplicación de esta doctrina de referencia en el examen y tratamiento de problemas de espalda, cuello y extremidades. Gracias a su metodología de trabajo, los pacientes de nuestra clínica del dolor en Mallorca aceleran su progreso y mejoran su calidad de vida.

Conoce los diez rasgos más característicos de la terapia manual Mckenzie en Mallorca:

  1. El centro de su estrategia terapéutica es el autotratamiento. Así, a diferencia de la fisioterapia clásica, su objetivo es educar al afectado para que aprenda a autotratarse, bajo la supervisión de los terapeutas de Aliviam. Sin embargo, aunque busca disminuir la dependencia del fisioterapeuta y potenciar el control de síntomas por parte del paciente, no excluye la terapia manual o técnicas hands-on cuando son necesarias.

  2. El aprendizaje de sus pautas ayuda al enfermo a reducir el riesgo de sufrir recidivas o reapariciones (algo muy frecuente, por ejemplo, en el caso del dolor lumbar).

  3. Diferencia entre razones mecánicas o no mecánicas del dolor y las limitaciones funcionales. El método Mckenzie parte de una exhaustiva evaluación inicial de los síntomas y de los comportamientos para averiguar si el mal está relacionado o no con posturas o movimientos cotidianos.

  4. Su evaluación permite identificar fácilmente los pacientes que pueden beneficiarse de sus principios, por lo que ofrece mejores resultados contra el dolor.

  5. Es uno de las prácticas con más evidencia científica para afrontar los problemas derivados de los gestos y las posturas habituales.

  6. A diferencia de otros métodos, utiliza los movimientos repetidos (no uno solo) y las posiciones mantenidas para extraer un diagnóstico certero que determine el tratamiento más adecuado contra el dolor.

  7. La combinación de consejos posturales y de un programa de ejercicios (individualizados, sencillos y cómodos) es fundamental para que el enfermo aprenda a tratarse la lesión.

  8. Sus estrategias han conseguido reducir los índices de cirugía, evitar intervenciones y resultar más adecuadas que los tratamientos basados en la manipulación de la columna o en ejercicios genéricos.

  9. Consigue aliviar el dolor y la rigidez y mejorar la capacidad para realizar las actividades cotidianas.

  10. Más allá del dolor de espalda o de cuello, ponerse en mano de un terapeuta especializado en el método McKenzie es muy efectivo cuando se sufre ciática; dificultad, dolor o rigidez para agacharse; dolor irradiado en el cuello o en la zona lumbar; sensación de pinchazos, hormigueo o adormecimiento en las manos o en los pies; dolor artrósico en las nalgas, en las caderas, en los hombros… Es decir, es también aconsejable para el tratamiento de tendones, músculos y alteraciones articulares.

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas relacionadas

Entradas similares

Aceptar Modificar su configuración El sitio web www.aliviam.com/ es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies