Precauciones para pacientes que sufren hernia discal

6 de Febrero de 2020

Precauciones para pacientes que sufren hernia discal

La hernia discal es una patología de los discos invertebrales que puede llegar a ser muy dolorosa. Esta enfermedad degenerativa de la columna vertebral se asocia principalmente al envejecimiento, si bien otros factores como los golpes, los sobreesfuerzos o el aumento del peso también influyen en su aparición. En este contexto, la incorporación de hábitos de vida saludable se convierte en clave para aliviar el dolor provocado por una hernia de disco. Por eso, desde Aliviam Mallorca ayudamos a los afectados a enfrentarse con éxito a este mal mediante pautas en la alimentación, el ejercicio, la higiene postural y la terapia, así como a través de procedimientos mínimamente invasivos contra el dolor.

 

Degeneración de los discos entre las vértebras de la columna

 

La columna vertebral está formada por vértebras que van desde la zona cervical hasta la lumbar. Entre ellas, se encuentran los llamados discos, configurados por un núcleo pulposo que actúa como amortiguador del movimiento y un anillo fibroso que evita el desplazamiento de este centro gomoso. Cuando el anillo se rompe o se degenera, el contenido del núcleo se sale, dejando de ocupar su lugar natural. Se produce entonces la llamada hernia de disco, que puede llegar a comprimir las raíces de los nervios y producir dolencias muy molestas. Según matizan nuestros profesionales del dolor crónico en Mallorca, este procedimiento afectará a unos nervios u otros y a unas zonas u otras en función de en qué vértebra se haya producido.

En términos generales, esta patología incide en mayor medida en los hombres que en las mujeres, con especial repercusión en la franja que va desde los 30 hasta los 50 años. La hernia discal lumbar es la más frecuente, seguida por la hernia discal cervical y la hernia de tórax (con mucha menos presencia).

Entre sus principales factores desencadenantes encontramos algunos como la edad (produce un desgaste gradual), el sobreesfuerzo puntual o repetido, patologías anteriores en la columna o un estilo de vida sedentario.

 

¿Cómo saber si tengo una hernia discal?

 

La mayoría de las hernias de disco se producen en la parte baja de la espalda y en el cuello (columna lumbar y columna cervical). Aunque hay una serie de señales que se asocian generalmente a esta enfermedad (dolor en los brazos o en las piernas, debilidad, entumecimiento, hormigueo…) también hay casos que no presentan síntomas y que se detectan básicamente a través de imágenes invertebrales. No obstante, aunque a partir de los 30 años la gran mayoría de hernias discales cervicales son muy frecuentes, no son dolorosas por lo que su detección en una resonancia magnética no es realmente preocupante.

Nuestros profesionales aconsejan buscar atención médica cuando el dolor de espalda o de cuello sea persistente, se desplace hacia los brazos o a las piernas, se acompañe de hormigueo o presente debilidad, entre otros. En cada supuesto, nuestros especialistas en dolor en Mallorca analizarán tanto las imágenes obtenidas por nuestros equipos de última generación como los distintos síntomas para determinar, por ejemplo, si el paciente sufre de hernia discal lumbar u otra patología y dar así con el mejor tratamiento del dolor de espalda.

 

Vivir sin dolor con una hernia discal

 

La gran parte de los pacientes con hernias de disco mejoran con la incorporación de hábitos saludables, el control de la inflamación y la reducción del volumen discal; sin que sea necesario recurrir a la cirugía como fórmula para controlar la dolencia. Nuestro protocolo de tratamiento contra el dolor de hernia discal en Mallorca contempla las siguientes consideraciones:

  • La mayoría de estas dolencias mejora espontáneamente sin necesidad de medicación.

  • Si no hay mejoría espontánea en 2 semanas y la valoración del dolor mecánico de Mckenzie es positiva, el paciente recibe una tabla de ejercicios para su curación.

  • Si la valoración de Mckenzie es negativa, se recurre a las infiltraciones epidurales con corticoides.

 

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas relacionadas

Entradas similares

Aceptar Modificar su configuración El sitio web www.aliviam.com/ es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies