Qué es el dolor central post-ictus y cómo tratarlo

7 de Enero de 2020

Qué es el dolor central post-ictus y cómo tratarlo

Cerca de 200.000 personas sufren cada año un ictus en nuestro país; unas 2.000 en Baleares. Tras estas cifras, se esconden un conjunto de patologías que afectan a los vasos sanguíneos que suministran la sangre al cerebro y que popularmente se conocen como accidentes cerebrovasculares (ACV) o embolias. Este escenario trae consigo dos tipos de ictus: el producido por la rotura de una vena o de una arteria del cerebro (hemorragia cerebral) y el relacionado con la obstrucción de un vaso sanguíneo y la muerte del tejido cerebral por la falta de oxígeno (infarto cerebral). Un tercio de los afectados no supera este golpe, otro porcentaje similar se recupera y otro tanto termina con secuencias irreversibles como el dolor crónico (conocido como dolor central post- ictus).

Este tipo de mal se produce por el daño de las neuronas del sistema nervioso central (cerebro, tallo cerebral, médula espinal…) y suele identificarse como un dolor quemante, punzante, con sensación de descargas eléctricas y muy sensible a la temperatura (empeora considerablemente con el frío). El tratamiento, a veces muy complicado, se dirige a aliviar el dolor central post- ictus mediante fármacos como los derivados de la morfina, los antidepresivos, los antiepilépticos y las benzodiacepinas. En supuestos más concretos se recurre a diferentes técnicas de neurocirugía.

En Aliviam Mallorca, la terapia contra el dolor central post- ictus se revela como un instrumento fundamental para contrarrestar los factores que limitan la recuperación del paciente (como, por ejemplo, la depresión o la ansiedad). 

Según explican los terapeutas de la clínica del dolor en Mallorca, es frecuente que los afectados sientan miedo por la posibilidad de experimentar otro episodio, incertidumbre, baja autoestima e, incluso, culpabilidad por la conducta de vida llevada a cabo con anterioridad. De ahí que el apoyo psicológico sea clave para una rehabilitación que no va a perder de vista la adaptación a una nueva realidad.

De igual forma, la alimentación y la hidratación son buenos aliados para acelerar la recuperación y evitar recaídas de ictus. En este sentido, los nutricionistas de Aliviam aconsejan mantener una dieta equilibrada, priorizando el consumo de frutas, de verduras, de pescado, de legumbres, de frutos secos al natural etc. Esta ingesta equilibrada actúa también como un elemento de prevención contra el ictus.

No hay que descuidar tampoco los beneficios de la fisioterapia contra el dolor central post-ictus, puesto que la afección suele dificultar el movimiento. Para hacerle frente, nuestro equipo de fisioterapeutas en Mallorca trabaja junto al enfermo con las técnicas más apropiadas, enfocadas todas ellas a lograr la disminución del dolor, la recuperación de la agilidad y la adaptación a las nuevas circunstancias.

Así las cosas, el mejor tratamiento contra este dolor crónico es aquél que apuesta por conjugar el control médico con la alimentación, el estilo de vida saludable, el apoyo psicológico y la rehabilitación física. Consulta con nuestros profesionales para ampliar la información, obtener un diagnóstico adecuado y recibir la ayuda más apropiada tras un ictus.

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas relacionadas

Entradas similares

Aceptar Modificar su configuración El sitio web www.aliviam.com/ es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies