La rizolisis lumbar: una solución exitosa para tratar la lumbalgia

2 de Mayo de 2019

La rizolisis lumbar: una solución exitosa para tratar la lumbalgia

La rizolisis lumbar es una de las técnicas más recomendadas para tratar el dolor lumbar o la lumbalgia de origen facetario, presente en aproximadamente el 40% de los casos de dolor lumbar crónico. Se realiza mediante una lesión por calor de los nervios que transmiten este tipo de dolencia, consiguiendo unos resultados altamente efectivos y duraderos. Ahora bien, para afrontar estos casos con éxito, resulta tan vital asegurarse de su origen (facetas articulares) como disponer de la última tecnología y del mejor equipamiento para hacerle frente.

En Aliviam, centro del dolor en Mallorca, contamos con una larga experiencia en la combinación de todos estos factores para lograr un buen control del dolor lumbar facetario.

Un test diagnóstico para comprobar el alivio del dolor

 

A través de la prueba del test diagnóstico, nuestros profesionales especializados en eliminar o mitigar el dolor realizan una simulación de la rizolisis empleando únicamente la anestesia local. Una vez comprobado que el procedimiento es apto para aliviar consistentemente la dolencia del interesado, nuestro equipo programa la realización de la rizolisis para el día siguiente.

 

El uso de este test diagnóstico, no empleado en todas las clínicas, no debe pasarse por alto, ya que resulta fundamental para ofrecer un diagnóstico certero del dolor facetario (algo que no puede conseguirse con otros métodos tales como la exploración o los recursos de imagen).

 

Cómo funciona la rizolisis lumbar

 

Los profesionales de Aliviam colocan con mucha precisión unos electrodos en forma de cánula que van a producir una lesión térmica en los nervios que producen el dolor. Alcanzado el punto buscado, se realizan unas pruebas de seguridad por Rayos X y por técnicas de neuroestimulación. A continuación se procede a la lesión por termocoagulación gracias a un generador muy sofisticado que proporciona la energía necesaria en función de la temperatura y el tiempo programados.

 

La utilización de cánulas de mayor tamaño por parte de nuestro equipo facilita que la rizolisis de Aliviam sea más eficaz y perdurable en los años. La aplicación de la última tecnología permite realizar lesiones de mayor tamaño o bipolares o mediante cuatro electrodos de forma simultánea.

 

Esta técnica mínimamente invasiva puede resultar igualmente útil para casos de cervicalgia, latigazo vertical, el dolor de cabeza occipital y el dolor de columna a nivel torácico. En el caso de la lumbalgia, se considera que el procedimiento obtiene un buen resultado cuando consigue aliviar el dolor entre un 60%-80% durante 12 meses. No obstante, también hemos registrado supuestos en los que los pacientes están libres de dolor durante años e incluso su desaparición en personas mayores.

 

Cuidados tras la ejecución de la técnica

 

El dolor postoperatorio de este método, que suele identificarse con una sensación de acorchamiento de la piel o como de un ligero golpe, resulta fácil de manejar. En la mayoría de casos se controla a través de la ingesta de analgésicos y la aplicación de frío.

Tras la rizolisis lumbar es aconsejable descansar entre 48 y 72 horas, según el trabajo que desarrolle el paciente. No obstante, nuestros especialistas en dolor en Mallorca facilitan todas las instrucciones necesarias para realizar adecuadamente actividades laborales, de ocio y deporte cuando se recibe el alta.

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas similares

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.