Ejercicios y estiramientos en la oficina para aliviar el dolor del cuerpo

21 de Marzo de 2019

Ejercicios y estiramientos en la oficina para aliviar el dolor del cuerpo

Seguro que has escuchado innumerables veces aquello de más vale prevenir que curar y lo repites como un mantra, ¿pero lo llevas realmente a la parte práctica? Las horas de oficina también cuentan. El tiempo que pasamos sentados cara el ordenador no puede convertirse en una excusa que respalde el sedentarismo, ya que en última instancia repercute sobre nuestra salud y nuestro cuerpo. El 80% de los que sufren dolor de espalda, por ejemplo, apuntan a la oficina como el principal núcleo de su dolencia. Y es que pasar muchas horas sentado y no mantener una buena postura influyen sin lugar a dudas en aspectos como nuestra musculatura o en la curva de la columna vertebral.

 

Como bien sabemos la prevención es una aliada de la salud, por lo que los ejercicios en la oficina pueden convertirse en un buen instrumento para aliviar el dolor y favorecer nuestro bienestar. Por eso hoy, con ayuda de nuestro equipo de Aliviam, clínica del dolor en Mallorca de referencia, repasamos algunos de los estiramientos que puedes realizar en tu lugar de trabajo en beneficio de tu organismo.

 

Ejercicios de columna

 

Se trata de respirar de forma profunda mientras estamos totalmente erguidos en la silla de la oficina o del despacho. Cuando exhalamos nos inclinamos para tocar los tobillos e inspiramos mientras nos reincorporamos. Con esta sencilla actividad nos olvidamos de los dolores de la columna vertebral, ya que estamos relajándola y ayudándola a mantener su flexibilidad. Se recomienda hacer tres series de este ejercicio.

 

Otra posibilidad para aliviar el dolor de espalda pasa por estirar esta zona totalmente. Para ello, elige cualquier pared de la oficina y forma una escuadra con tu cuerpo mientras mantienes las manos sobre la pared y a continuación bajas. Quédate así unos 30 segundos y, después, ya de pie y con la espalda recta, cruza los brazos hacia abajo y luego hacia arriba. Finalmente bájalos.

 

Ejercicios de cuello

 

Esta actividad viene fenomenal para mejorar la movilidad del cuello y evitar su dolor. En este caso, siéntate en la silla y sostenla con una mano, mientras que con la otra inclinas la cabeza al máximo en la dirección de esa mano. A continuación, cambia de manos para repetir el proceso a la inversa. Un ejemplo: si sostienes la silla con la mano izquierda, inclina la cabeza con la otra hacia la derecha. Con tres series es más que suficiente.

 

También puedes optar por rotar el cuello de un lado a otro de forma lenta pero con fuerza. Después haz lo mismo de adelante hacia atrás y descansa. Estarás estimulando la circulación.

 

Ejercicios de hombro

Este estiramiento busca liberar la tensión que se acumula en el área cervical. Para ello, levanta los hombros al inspirar y bájalos de forma repentina cuando liberes el aire. Prueba a hacerlo tres veces seguidas.

 

Otro ejercicio recomendable a la hora de estirar esta zona es rotar los hombros de atrás hacia adelante y al contrario de forma lenta pero firme. Aguanta el movimiento, suelta y reposa. Puedes hacerlo dos veces al día durante 5 minutos.

 

Ejercicio de muñeca

 

Con este ejercicio se evitan lesiones como la tendinitis. Consiste en estirar los brazos hacia adelante, manteniendo los codos arriba, y presionar hacia atrás con la palma de la mano izquierda los dedos de la derecha y viceversa. Tres veces es suficiente.

 

Ejercicio de cintura

 

La tensión también se acumula en esta parte del cuerpo. El truco para aliviarla está en ponerse de pie y girar la cintura de un lado a otro durante unos 15 segundos. Al mismo tiempo, coloca tus manos sobre la cintura y estira su zona baja, empujándola hacia delante otros 15 segundos.

 

Ejercicio de caderas y glúteos

 

Para disminuir la tensión en esta parte en la que recae todo nuestro peso, siéntate en la silla y sube la rodilla al pecho unos 30 segundos. Después, coloca ese mismo pie al otro lado del muslo contrario durante otros 30 segundos y finaliza cruzando esa misma pierna, llevándola a su sitio, empujándola levemente hacia abajo durante otro tiempo similar.

 

Si necesitas más información sobre cómo reducir considerablemente o paliar el dolor en tu cuerpo, contacta con nuestro equipo multidisciplinar de Aliviam Mallorca. Te ayudamos a ganar fuerza muscular y a restaurar funcionalidades completas.

 

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas similares

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.