El intervencionismo en dolor

5 de Febrero de 2018

El intervencionismo en dolor

¿Qué es el intervencionismo en dolor? ¿Cuáles son sus ventajas? Descubre en qué consiste esta metodología, que aumenta la precisión de los tratamientos y brinda la posibilidad de evitar la cirugía a los pacientes que sufren dolor crónico.


 

¿Qué es el intervencionismo en dolor?

Es una metodología a través de la cual se localizan y tratan las áreas que generan el dolor, de forma directa y precisa, gracias al auxilio de imágenes en tiempo real. Los métodos de obtención de imagen más extendidos son el uso de ultrasonidos y las imágenes de Rayos X obtenidas por Fluoroscopio.

Estas imágenes en tiempo real ofrecen al especialista una guía muy fiable, que le permite llegar con exactitud al ‘punto diana’ del tratamiento.

De este modo, los tejidos o las lesiones que generan dolor pueden visualizarse y reconocerse sin la exploración quirúrgica. Además, esta metodología permite alcanzar las áreas a tratar por medio de finos instrumentos o cánulas, con lo cual los tratamientos son mínimamente invasivos.

 

Ventajas: Evita la cirugía

La principal ventaja de los tratamientos intervencionistas es que permiten huir de procesos quirúrgicos importantes. Por otro lado, gracias a las técnicas de imagen, el especialista ve en todo momento dónde aplica el tratamiento, maximizando la precisión, disminuyendo las molestias y acortando tanto la duración de la técnica como el posoperatorio.

Por tanto…

  • Evita la cirugía
  • Mayor precisión
  • Menos molestias
  • Menor duración de la técnica y del posoperatorio

Cabe destacar que para trabajar o aplicar técnicas en intervencionismo son necesarias unas acreditaciones especiales y un entrenamiento específico que permita adquirir la destreza requerida.

 

Tratamientos intervencionistas

En Aliviam todos los tratamientos son aplicados con intervencionismo. Algunos de los más frecuentes son:

 

  • Infiltración de corticoides, ácido hyalurónico o Plasma Rico en Plaquetas (PRP)
  • Rizólisis
  • Discografía y Discólisis
  • Infiltraciones epidurales, de las cuales distinguimos hasta seis subtipos dependiendo de la patología del paciente

 

Te puede interesar: Tratamientos intervencionistas

Aunque no constituyen por sí mismos una solución definitiva, los tratamientos intervencionistas son capaces de aliviar el dolor producido por diversas causas (artrosis, lesiones deportivas, hernia discal…) de forma prolongada, con una duración que varía en cada paciente y patología, pero que puede llegar a ser de varios años.

 

Recuerda: Vivir sin dolor es posible

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas relacionadas

Entradas similares

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.