Día Internacional de las Personas Mayores: Edad y Dolor

1 de Octubre de 2017

Día Internacional de las Personas Mayores: Edad y Dolor

 

La tercera edad y el dolor crónico

La esperanza de vida en España ha ido en aumento en las últimas décadas. De hecho, actualmente se encuentra entre los cinco países del mundo con una mayor longevidad de la población, diez años por encima de la media mundial, de acuerdo con un reciente estudio internacional publicado por la revista The Lancet.

En consecuencia, también se ha ido incrementando el número de personas de avanzada edad que padecen dolor crónico.

El dolor crónico es una patología cada día más frecuente, cuya naturaleza es casi siempre benigna. Afecta sobre todo a la tercera edad, debido a los inevitables cambios músculo-esqueléticos de la columna y las articulaciones. Este hecho crea la necesidad de encontrar soluciones que ofrezcan una mayor calidad de vida a quienes padecen dolores de forma prolongada.

En Aliviam, nuestra misión es proporcionar alivio del dolor para toda la población, especialmente durante el periodo del envejecimiento, ofreciendo soluciones eficaces, de fácil acceso y con alta adherencia terapéutica.

 

Cuadros típicos de dolor

Algunos de los cuadros típicos del dolor asociados al envejecimiento son:

  • Cervicalgia
  • Dolor articular
  • Dolor crónico
  • Estenosis del canal
  • Hernia discal
  • Lumbalgia
  • Osteoartrosis
  • Tendinitis y tendinopatías

 

Mitos sobre el dolor crónico

El libro “Pain Management for Older Adults: a Self-Help Guide” de T. Hadjistavropoulos y H. Hadjistavropoulos (IASP PRESS) desmiente algunas de las creencias más comunes acerca del dolor crónico y la edad:

 

Mito

Tener dolor es normal cuando se tiene una edad avanzada.

Realidad

El dolor no es fruto de la edad, sino de las enfermedades. Por tanto, hay que tratarlo paralelamente a los problemas de salud que lo causan.

 

Mito

Las personas mayores aguantan el dolor mejor que los jóvenes.

Realidad

Las personas mayores sufren el dolor como las personas en otros grupos de edad.

 

Mito

Las personas mayores no soportan los calmantes fuertes.

Realidad

Su médico del dolor encontrará el medicamento que se adapte mejor a usted y la dosis más eficaz para calmar el dolor. Las personas mayores pueden tolerar, igual que otros pacientes, calmantes potentes (incluyendo los mórficos).

 

Mito

"No tengo derecho a quejarme de mi dolor".

Realidad

El paciente tiene todo el derecho de preguntar, quejarse y pedir soluciones para su dolor. El médico sabrá escucharle y proponer remedios a su padecimiento.

 

Mito

El dolor solo se puede tratar con medicación.

Realidad

Gracias a las diversas herramientas existentes (como las infiltraciones, la fisioterapia, la terapia psicológica, la realización de actividad física…), la medicación ocupa un lugar complementario, pudiendo en ocasiones llegar a abandonarse.

 

Tal como manifiesta el Dr. Marcello Meli en su blog personal: “Exija a su médico que le escuche hablando del dolor que tiene. Una vejez sin dolor le permitirá vivir plenamente su relación con familiares y amigos, disfrutará haciendo lo que le gusta. Su dolor sí tiene remedio”.

 

 

Recuerda: Vivir sin dolor es posible.

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas relacionadas

Entradas similares

Aceptar Modificar su configuración El sitio web www.aliviam.com/ es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies