Codo de tenista: Vivir sin dolor

7 de Agosto de 2017

Codo de tenista: Vivir sin dolor

El codo de tenista (epicondilitis lateral) es una enfermedad causada por la inflamación de los tendones (tendinitis) que conectan la parte exterior del codo con los músculos del antebrazo, especialmente los extensores de los dedos y de la muñeca.

Es la lesión del codo más frecuente, afectando a un 1-3% de la población general, y tiene una gran tendencia a la cronicidad. Se presenta sobre todo en personas de 30 a 50 años. Se conoce por este nombre porque es común que surja en tenistas, a causa de las tensiones repetidas que se generan en la inserción en el epicóndilo lateral con los músculos extensores.  Aunque también puede deberse a otras causas.

No está del todo claro si se trata de un proceso inflamatorio o degenerativo. Numerosos estudios miscroscópicos sobre fibras enfermas no han encontrado signos de inflamación, por ello es más exacto denominar esta condición cómo Tendinopatía lateral del codo.

 

Causas

En la mayoría de casos esta afección viene provocada por un uso o esfuerzo excesivo y/o repetitivo del codo, y por ello se asocia a la práctica de deportes de raqueta como el tenis (también al golf, la pesca…).

Pero no solo los deportistas sufren el codo de tenista. De hecho, es muy común que venga derivado de profesiones o actividades que requieran movimientos repetidos y constantes (como es el caso de los carpinteros, pintores, cocineros e incluso oficinistas).

El proceso normal de envejecimiento y consiguiente pérdida de elasticidad de los tendones también puede contribuir a la aparición de esta enfermedad.

 

Síntomas

El codo de tenista se manifiesta a través de sensibilidad y dolor en la parte exterior del codo (en una protuberancia ósea denominada epicóndilo), que puede irradiarse hasta el antebrazo e incluso hasta la mano.  Típicamente se presenta ante la extensión de los dedos o de la mano, cogiendo un objeto con la mano o apretando la mano (como cuando saludamos a alguien). Por la noche el dolor puede despertarnos.

También puede provocar una disminución de la fuerza de agarre.

En general los síntomas aparecen de forma progresiva: comienza como un dolor leve que va empeorando a medida que avanzan las semanas y meses, pudiendo llegar a impedir la realización de deportes, de profesiones e incluso de las tareas cotidianas.

 

Tratamiento

El tratamiento del codo de tenista se orienta a la reducción de la inflamación y, por tanto, a la eliminación del dolor. En función de cada caso, se aplicará un tratamiento u otro:

 

  • Hielo para calmar el dolor en las fases agudas

 

  • Rehabilitación y fisioterapia: estiramientos, masajes, magnetoterapia

 

  • Tratamiento farmacológico

El objetivo de este será controlar la inflamación (a través de antinflamatorios no esteroideos) y, por tanto, el dolor.

 

  • Infiltración de corticoides

Esta técnica intervencionista permite el alivio sintomático de la afección, eliminando la inflamación y el dolor durante meses e incluso años, de forma mínimamente invasiva.

 

Una vez que se ha pasado a la fase subaguda o a la crónica y no se ha notado mejoría...

 

  • Infiltración de PRP

A través de esta técnica, incluida en el área de la medicina regenerativa, se obtiene el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) de la sangre del propio paciente. Posteriormente, el PRP se infiltra en la zona afectada para lograr la bioestimulación de los tejidos y acelerar así la curación de la lesión tendinosa. Es un proceso mínimamente invasivo, de corta duración y que se realiza de forma ambulatoria.

 

  • Realización de ejercicios isométricos  y excéntricos, de forma progresiva

 

  • Cirugía

En Aliviam aplicamos soluciones que buscan evitar la cirugía. De hecho, en la gran mayoría de los casos se logra mejoría sin necesidad de recurrir al tratamiento quirúrgico, aunque en algunas ocasiones este puede ser necesario. En esos casos, se buscará la opción menos agresiva posible.

 

Numerosos estudios y documentos de consenso de expertos sugieren que la Tendinopatía lateral del codo puede cronificarse con facilidad y ser muy resistente a cualquier tipo de tratamiento, curándose en un plazo largo de tiempo. Ello es muy invalidante para los que trabajan o practican un deporte. Desde Aliviam aconsejamos dirigirse rápidamente a un profesional experto para tratar el problema de forma temprana.

 

Prevención

Algunos consejos para prevenir la aparición del codo de tenista son:

 

  • Bebe agua

Beber agua ayudará a mantener en los tendones una correcta hidratación.

 

  • Calentar, estirar y reposar

En caso de practicar deporte, es necesario calentar los músculos adecuadamente y respetar los periodos de recuperación. Además, debemos estirar antes y después de practicar la actividad.

 

  • Cambio de hábitos

Si el problema viene derivado de una profesión, deporte o actividad concreta, será conveniente cambiar el hábito que causa la afección: intentar evitar los movimientos o esfuerzos excesivos, cambiar la posición al trabajar, mantener el codo apoyado si se trabaja frente a un ordenador, cambiar el tipo de raqueta, reposar adecuadamente…

 

  • Vida Activa sin Dolor

Mantener un buen estado físico, con una adecuada fortaleza y flexibilidad de los músculos, ayudará a prevenir esta y otras lesiones.

 

  • No lo dejes pasar

En caso de haber sufrido codo de tenista con anterioridad, deberá tratarse correctamente o podrá generar un problema crónico.

 

 

Recuerda: Vivir sin Dolor es posible

 

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas relacionadas

Entradas similares

Aceptar Modificar su configuración El sitio web www.aliviam.com/ es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies