Dolor de hombro derivado de la artrosis

12 de Julio de 2017

Dolor de hombro derivado de la artrosis

Una de cada diez personas sufre dolor de hombro en algún momento de su vida. De hecho, es la tercera causa más frecuente de consulta en traumatología, tras el dolor lumbar y el cervical. Un frecuente desencadenante del dolor de hombro es la artrosis.

La artrosis de hombro (como la artrosis en general) no se puede curar, pero sí es posible acabar con el dolor que produce...


Artrosis de hombro

La artrosis es una patología degenerativa que provoca el deterioro del cartílago de las articulaciones. A medida que el cartílago desaparece los huesos se desgastan y deforman, generando dolor.

La artrosis de hombro es aquella que afecta a las articulaciones acromioclavicular y glenohumeral. Surge sobre todo en personas mayores de 65 años, aunque puede presentarse también en jóvenes que practican actividades o deportes intensos.

 

Causas

Algunas de las causas del desarrollo de artrosis en el hombro son:

  1. Factores genéticos
  2. Procesos degenerativos derivados del envejecimiento
  3. La práctica de ejercicio o deporte intenso
  4. La realización de sobreesfuerzos continuados
  5. Lesiones previas

 

Síntomas

El principal síntoma de la artrosis de hombro es el dolor. En general este es constante y empeora con la actividad o el movimiento, pudiendo estar presente también durante la noche.

El dolor puede afectar a la parte posterior del hombro (cuando la artrosis afecta a la articulación glenohumeral) o a su parte anterior (cuando afecta a la articulación acromioclavicular).

Otro síntoma de esta afección es la movilidad reducida, que puede llegar a dificultar la vida diaria impidiendo la realización de tareas cotidianas que requieran movimientos del hombro (como peinarse, alcanzar objetos elevados, o incluso vestirse).

 

Artrosis de hombro: Aliviar el dolor

El proceso degenerativo de la artrosis no se puede revertir, pero sí se pueden aliviar sus síntomas. El objetivo, por tanto, será reducir el dolor y mantener la movilidad articular. ¿Cómo?:

 

  • Vida Activa sin Dolor

Es muy importante favorecer una vida activa y saludable: el 75% de los pacientes con artrosis son totalmente sedentarios. La reducción del peso y la corrección de la postura general, así como los ejercicios de fisioterapia, también contribuirán al alivio del dolor y a la mejora de la movilidad del hombro.

 

  • Antiinflamatorios

Pueden reducir el dolor en apenas un 30% de los casos, y mejorar la función articular en sólo un 15%. En Aliviam se evita la prescripción de otros fármacos como antidepresivos u opiáceos para el dolor articular, a menos que la situación lo requiera expresamente.

 

  • Inyección intraarticular de corticoides

Pueden aportar semanas o meses de alivio de dolor, pero el uso prolongado se asocia con daños en el cartílago. Por ello no se recomienda más de una punción cada 4 meses.

 

  • Inyección de ácido hyalurónico o viscosuplementación

Provee viscoelasticidad a las superficies articulares y tiene una acción analgésica. Su efecto no supera los 6 meses, pero numerosos estudios avalan su uso y su superioridad a largo plazo con respecto a los corticoides.

 

  • Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

Las infiltraciones de PRP en las articulaciones dañadas estimulan la acción reparadora de las células. El tratamiento con tres infiltraciones ha demostrado ser superior al ácido hyalurónico en cuanto a la disminución del dolor y de la rigidez articular. En Aliviam, gracias a la técnica de obtención de PRP que hemos desarrollado, sólo realizamos una infiltración, ya que el número de plaquetas que obtenemos es muy alto, por lo tanto no se requiere recurrir a varias sesiones.

 

  • Cirugía

En Aliviam intentamos evitar en lo posible recurrir a la cirugía a través de nuestros tratamientos intervencionistas, aunque en algunas ocasiones podría ser necesaria. En esos casos nos preocupamos de asesorar a nuestros pacientes para que se dirijan al centro o al especialista más indicado para su caso. Siempre buscamos que la intervención quirúrgica sea lo menos agresiva posible para que la recuperación sea completa y rápida.

 

 

Recuerda: Vivir sin dolor es posible

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas relacionadas

Entradas similares

Aceptar Modificar su configuración El sitio web www.aliviam.com/ es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies