Tendinitis, que no te pare

13 de Abril de 2017

Tendinitis, que no te pare

La tendinitis provoca un fuerte dolor que empeora con cada movimiento. No lo sufras más. Vivir sin dolor es posible.


La tendinitis puede aparecer en cualquier momento y a cualquier persona.

Esta afección se presenta cada vez con más frecuencia. Hay que tener en cuenta que la población es más longeva, y que además la práctica de actividades deportivas se ha expandido enormemente entre personas de todas las edades, aspectos que pueden contribuir al desarrollo de tendinitis.

La tendinitis afecta en mayor medida a los adultos jóvenes, con especial incidencia entre los deportistas y entre la población laboral industrial. 

 

¿Qué es la tendinitis?

La tendinitis es el dolor de un tendón. Es común que se convierta en una afección crónica, apareciendo de forma reiterada en la misma zona y causando, a largo plazo, la degeneración del tendón (tendinopatía). Pero, lo más curioso es que a los pacientes operados con dolor de tendón no se le encuentran células inflamatorias, con lo cual se ha pasado a nombrar esta patología como tendinosis. En general se distinguen tres estadios de la enfermedad que ocurrirán si no se para el proceso a tiempo: la tendinopatía reactiva, el intento de reparación y la fase degenerativa.

Sabías que… El tendón es una estructura compuesta por fibras que une los músculos a los huesos.

 

Síntomas

La tendinitis produce dolor a lo largo de todo el tendón aunque puede irradiarse a otras zonas. Este dolor, que puede ser muy fuerte, aparece frecuentemente el día siguiente a la lesión, se hace más intenso con los movimientos y empeora durante la noche. Pero curiosamente, una vez realizado el calentamiento, puede dejar de molestar y permitir la normal actividad deportiva.

El dolor puede remitir por sí mismo pasado un tiempo, pero puede volver a aparecer en cualquier momento.

Además puede provocar rojez, aumento de la temperatura de la piel que lo cubre e hinchazón.

 

Causas

La tendinosis se debe con mucha frecuencia a una lesión o a un sobreesfuerzo muscular.

También puede surgir a causa del envejecimiento, que implica la pérdida de la elasticidad de los tendones y su posible degeneración.

Otras causas pueden ser los esfuerzos repetitivos como los propios de algunas profesiones, malas posturas, la práctica de deporte…

Algunas enfermedades, como la artritis reumatoide, también pueden ser causantes del desarrollo de una tendinitis.

Por tanto, las causas de la tendinitis pueden ser:

  • Lesiones o sobreesfuerzos, puntuales o repetidos
  • Procesos degenerativos relacionados con la edad
  • Esfuerzos derivados de algunas profesiones o deportes
  • Otras afecciones como la artritis reumatoide

 

¿En qué partes del cuerpo aparece con mayor frecuencia?

La tendinosis puede aparecer en cualquier tendón del cuerpo, obviamente depende del trabajo, hobby o deporte que se practica. En términos absolutos el codo y el hombro son las localizaciones más frecuentes… Pero también en la tercera edad, sin ninguna exposición específica, se observa una mayor prevalencia de tendinopatías de hombro y de cadera.

 

¿Hay profesiones o hobbies que fomenten su aparición?

Muchas profesiones que requieren esfuerzos repetidos de ciertos músculos pueden fomentar el desarrollo de tendinosis, como es el caso de mecánicos, informáticos, administrativos, albañiles… Por ejemplo, en los trabajadores de la construcción y en los jugadores de pádel o tenis, la localización más frecuente es el codo.

 

Tratamiento

En Aliviam aplicamos soluciones que buscan evitar la cirugía. Nos basamos en el diagnóstico ecográfico con aparatos de alta resolución que nos permiten valorar el estadio de la tendinopatía y eventualmente inyectar soluciones de medicina regenerativa. Utilizamos principalmente Plasma Rico en Plaquetas (con protocolos de probada eficacia), ácido hialurónico y ozono médico.

Las soluciones que ofrecemos pueden ser definitivas si el paciente respeta unos principios básicos de prevención, respetando unas rutinas de alimentación y entrenamiento que evitarán que se tenga que practicar finalmente una cirugía.

 

Consejos de prevención

Algunos consejos para prevenir la tendinitis son:

  1. Evitar movimientos o esfuerzos excesivos
  2. En caso de practicar deporte, calentar los músculos adecuadamente y respetar los periodos de recuperación
  3. Estirar antes y después de practicar la actividad
  4. Vida Activa sin Dolor: Mantener un buen estado físico, con una adecuada fortaleza y flexibilidad de los músculos, ayudará a prevenir esta y otras lesiones
  5. En caso de haber sufrido tendinosis con anterioridad, esta debe tratarse correctamente o podrá generar un problema crónico

 

Recuerda: Vivir sin Dolor es posible. 

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas relacionadas

Entradas similares

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.