Consejos psico-nutricionales para disfrutar estas Navidades

25 de Diciembre de 2016

Consejos psico-nutricionales para disfrutar estas Navidades

Nuestra psicóloga, Isabel Torres, y nuestra nutricionista, Fernanda Lima nos ofrecen las claves para controlar las situaciones y los excesos que pueden agravar el dolor crónico en estas fechas


En Navidad, la naturaleza de los sentimientos y las emociones se polarizan: por un lado, la alegría e ilusión de reencontrarse con seres queridos, de compartir y descansar; pero por otro lado, también se traduce en revivir emociones intensas de cierta connotación melancólica, compararse con épocas mejores y experimentar tristeza por las personas que por una u otra razón están ausentes. Además se nos añade otro problema, el de los excesos, muchas veces influenciado por intentar llenar el vacío que nos crean los sentimientos de tristeza.

Es una época en la que el propio estilo de vida nos lleva a cometer excesos, a no prestar suficiente atención a nuestra dieta y a olvidarnos de nuestras metas... Todo esto agrava  los problemas de dolor crónico y, en consecuencia, nuestro estado de ánimo se ve perjudicado. Por tanto, es un buen momento para pautarse unos objetivos personales y  automotivarse: el autocontrol está en nosotros mismos. 

 

Consejos para mejorar tu estado de ánimo

 

1. Evita cualquier situación negativa o conflictiva que pueda influir en tu estado actual.

 

2. No trates de controlar lo que no está en tus manos, SUELTA responsabilidades y pensamientos destructivos.

 

3. Expresa esas emociones negativas o conflictivas que puedas sentir en estos momentos. Un amigo o un familiar pueden serte de gran ayuda.

 

4. Levanta tu estado de ánimo con actividades que te ayuden a desconectarte y a sentirte mejor contigo mismo/a.

 

5. Trata de rodearte de personas positivas.

 

6. No hay mejor forma de sentirse mejor que hacer actividades que puedan tener sentido o ser útiles (como actividades de caridad). Haz algo por los demás.

 

Consejos para evitar los atracones

 

1. No te saltes ninguna comida principal del día. Durante las fiestas muchos tienden a saltarse las comidas porque luego van a comer mucho, eso es un gran error ya que a la hora de la siguiente comida llega uno con más apetito y come más de lo que realmente desearía haber comido.

 

2. Mantenerse correctamente hidratado. Durante estas fechas se eleva el consumo de alcohol y muchos se olvidan de que también hay que beber agua. Bebe entre 1,5 a 2 litros de agua al día (de 6 a 8 vasos). Un pequeño truquito: cuando sientas sed quítatela primero con agua, ¡y luego si te apetece bebe el vino o el cava!

 

3. Cuando estés en casa procura comer mucha verdura y pescado blanco. Si quedan sobras de las cenas festivas, inclúyelas de una forma saludable. Un ejemplo: si sobran gambas cocidas, al día siguiente prepara una ensalada con gambas.

 

4. No te olvides de comer fruta. Una de las mejores formas de hacerlo es empezando el día con fruta en el desayuno, recuerda que la recomendación son 3 piezas al día.

 

5. En las cenas de empresa o con amigos en restaurantes procura comer pescado o platos ligeros, y evitar los fritos y rebozados. Así tu digestión será más ligera.

 

6. Antes de comer, piensa: Todo se encuentra en nuestra mente. Tu cuerpo no te pide comer más, sino tu mente. Cuenta hasta diez y respira profundamente antes y después de ponerte a comer, observa los alimentos y saboréalos lentamente, sin prisa.

 

¡Feliz Navidad!

 

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas relacionadas

Entradas similares

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.