Rizólisis, las claves de su eficacia

15 de Diciembre de 2016

Rizólisis, las claves de su eficacia

El doctor Marcello Meli explica en qué consiste esta técnica, capaz de eliminar el dolor lumbar, cervical o torácico de origen facetario


¿En qué consiste la rizólisis?  

Es una técnica que permite tratar un tipo concreto de dolor de columna eliminándolo durante un periodo considerable de tiempo, incluso durante varios años. Se realiza mediante una lesión por calor de los nervios que transmiten este tipo de dolor. ¿Cómo?:

1. Se colocan con extrema precisión unos electrodos en forma de cánula capaces de producir la lesión térmica (se emplea una técnica de imagen en tiempo real que permite al médico posicionar estas cánulas exactamente en el objetivo terapéutico: la zona vertebral donde pasa el ramo medial del nervio espinal).

2.Alcanzado el punto diana, se acometen unas pruebas de seguridad por Rayos X y por técnicas de neuroestimulación.

3. Una vez los chequeos han dado resultado positivo se realiza la lesión por termocoagulación, gracias a un generador muy sofisticado que proporciona energía de forma constante y controlada, a la temperatura y tiempo programados.

En Aliviam utilizamos la tecnología más moderna, gracias a la cual podemos efectuar lesiones bipolares (de mayor tamaño) o con cuatro electrodos simultáneamente, lo cual disminuye el tiempo de realización de la rizólisis y aporta mayor confort al paciente.

 

¿Qué beneficios aporta este procedimiento al paciente?

La rizólisis es el tratamiento de elección para el dolor de origen de las facetas articulares, es altamente efectivo y duradero. Tras su realización se logrará un buen control del dolor lumbar, cervical o torácico. Es fundamental que la rizólisis esté bien indicada, porque no es efectiva sobre cualquier dolor de columna. Es también indispensable que se lleve a cabo con la técnica y el equipamiento necesarios, para que funcione y dure en el tiempo.

 

¿Por qué la rizólisis a veces no funciona o su efecto dura poco?

Es muy común oír de parte de personas que han sido sometidas a una rizólisis que el tratamiento no ha funcionado o que ha durado unos meses. Estos fracasos del tratamiento son debidos a dos causas distintas: la selección del paciente y la técnica usada.

Si la rizólisis no quita el dolor es debido principalmente a que no estaba indicada, la rizólisis no es la panacea del dolor de espalda, sólo funciona en caso de dolor facetario.

Cuando, en cambio, sí ha funcionado pero su duración es inferior al año, el mal resultado está muy probablemente relacionado con la dimensión de la lesión. Debido a que los ramos mediales (nervios diana de la rizólisis) vuelven a crecer, si la lesión es pequeña, tardarán poco tiempo en regenerarse.

 

¿Qué soluciones ofrecen en Aliviam para que la rizólisis sea realmente efectiva?

Para aproximarnos lo más posible a un diagnóstico acertado sobre el origen del dolor de columna, practicamos una prueba definitiva que toma el nombre de “test diagnóstico”, en la cual simulamos una rizólisis empleando solamente anestesia local. Este es el único método aceptado y convalidado por la comunidad científica. Ni la exploración del paciente ni las más sofisticadas pruebas de imagen pueden ofrecer un diagnóstico certero de dolor facetario. Una vez comprobado que la rizólisis realmente ofrecería un alivio consistente, se pasa a programar la técnica para el día siguiente.

A la hora de crear las lesiones empleamos cánulas de mayor calibre y adoptamos un abordaje paralelo al recorrido del nervio. Esta metodología hace que nuestra rizólisis sea eficaz y perdure en los años.

 

¿Contra qué tipo de dolor es efectiva esta técnica?

Es efectiva contra el dolor de columna causado por la inflamación de la articulación de las facetas vertebrales (también conocida como articulación intervertebral, articulación zigoapofisaria o carillas articulares). Estas estructuras son extremadamente sensibles a los procesos inflamatorios y a los cambios por artrosis propios de la edad.

Los cuadros de dolor (facetario) que pueden resolverse de forma más común mediante la rizólisis son:

  • la lumbalgia
  • el dolor lumbar bajo (sacro)
  • la cervicalgia y el latigazo cervical
  • el dolor de cabeza occipital
  • y el dolor de columna a nivel torácico

La rizólisis no es efectiva en la ciática ni en los dolores radiculares.

 

Según su experiencia, ¿cuál es la efectividad de la rizólisis en la eliminación del dolor?

En lumbalgia se considera un buen resultado cuando a los 12 meses los pacientes mantienen un alivio del dolor entre el 60% y el 80%. Los estudios a nivel cervical indican un alivio total del dolor en el 85% de los pacientes durante un año. Está claro que tanto en el grupo lumbar como en el grupo cervical hay pacientes que permanecen sin dolor durante más de un año. Los resultados mostrados son los publicados en la literatura médica y tienen cierto rigor. En la práctica diaria vemos pacientes que están libres de dolor durante años y en el caso de personas mayores es muy difícil que el dolor vuelva a presentarse.

 

¿A qué se debe la popularidad y al mismo tiempo la “mala fama” de la rizólisis?

Esta técnica ha sido practicada de forma muy extendida en los últimos 20 años para tratar cualquier tipo de dolor lumbar, cervical e incluso la ciática u otros dolores de tipo radicular. Hoy en día tampoco se realiza el test diagnóstico previo en la mayoría de los centros, a pesar de la aplastante evidencia científica que hace obligatoria su realización. Por último recordaremos que la técnica es fundamental. Si se quieren obtener resultados buenos y duraderos hay que emplear agujas de calibre adecuado y abordar los nervios con un trayecto paralelo a su recorrido en la vértebra.

La observación escasa o nula de estas reglas hace que los resultados sean imprevisibles y de corta duración. Todo ello ha contribuido a que se creara mala prensa en las aseguradoras y entre los pacientes. Si se observa escrupulosamente la “lex artis”, la rizólisis es la solución para el dolor de columna de origen facetario.

 

Preguntas frecuentes sobre la rizólisis

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas relacionadas

Entradas similares

Aceptar Modificar su configuración El sitio web www.aliviam.com/ es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies