Día Mundial Contra el Dolor 2016

15 de Octubre de 2016

Día Mundial Contra el Dolor 2016

Dr. Marcello Meli: “Tratar el dolor es investigar sobre las causas y curar de forma eficaz las lesiones que lo provocan”


Uno de cada cinco españoles sufre dolor, y una tercera parte lo padecerá durante toda la vida. Además, la mitad de los españoles que viven con dolor, lo sufren a diario.

El Día Mundial Contra el Dolor, celebrado todos los años el 17 de Octubre, surge de la iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de visibilizar esta enfermedad y destacar la necesidad urgente de encontrar alivio para este problema cada vez más extendido. De hecho, en 2004 el 13% de la población en España sufría dolor. En la actualidad este porcentaje ha subido hasta el 18%, y se prevé que siga aumentando.

El Dr. Marcello Meli, director de la Clínica del Dolor Aliviam, nos cuenta en este día qué es el dolor y cómo se puede acabar con él cuando su función de alarma ha perdido el significado.

 

¿Qué es el dolor?

El dolor es nuestro gran aliado. Nos avisa a tiempo, antes de que un daño irreversible haya ocurrido o de que nuestra vida haya corrido un serio peligro. Las personas que nacen con el déficit congénito conocido como insensibilidad al dolor simplemente no tienen dolor. Pero todos ellos mueren de forma temprana sin llegar a la edad adulta por las múltiples lesiones que se procuran a lo largo de su breve existencia, o simplemente porque son incapaces de detectar que su apéndice está muy inflamado. El dolor normalmente se produce a partir de terminaciones nerviosas alojadas en los tejidos de nuestro organismo y conectadas con las áreas sensitivas corticales por medio de cables (los nervios sensitivos). La sensación del dolor se produce en nuestro cerebro y es una respuesta probablemente integrada en la que participan varias zonas del córtex.

 

¿Se considera actualmente una enfermedad?

Cuando la función de alarma pierde significado, bien porque la lesión se ha curado o bien porque es incurable, el dolor es una molestia de la que nos gustaría prescindir muy gustosamente. En este sentido el dolor en sí, sin utilidad biológica, puede considerarse una enfermedad. Además, el padecimiento continuado de dolor produce cambios cerebrales que desembocan en un sufrimiento general donde nos duele hasta el alma.

 

Según su experiencia, ¿cuáles son las causas más comunes de dolor en la consulta?

Hoy (y en los próximos años) el dolor crónico está estrechamente vinculado a los fenómenos de envejecimiento considerables como normales y que ocurren en la población sana a partir de los 50-60 años de edad. Hace unas décadas, cuando la esperanza de vida al nacer era menor, no había tantas personas mayores ni tantos procesos degenerativos. En cambio, existían más casos de dolor por mal control de diabetes, por enfermedad vascular o como secuelas de cirugías.

 

¿Es posible acabar con el dolor?

Sí, es posible acabar con el dolor. La forma más eficiente es curar la lesión que lo provoca o, en caso de que no sea posible, modular la transmisión de dolor, tanto a nivel de los receptores, a nivel de los nervios que transmiten la sensación o en el mismo cerebro, que es donde se forma la sensación.

Si, en cambio, hablamos de dolor crónico intratable o de síndromes muy especiales como la fibromialgia, el tratamiento debería dirigirse a nivel central, es decir al cerebro. Actualmente se usan fármacos, con respuestas muy variables. Un campo que me seduce y que está en sus inicios es la Estimulación Magnética Transcraneal.

 

¿Podría aportar una reflexión en este día mundial para las personas que sufren dolor?

Tratar el dolor es investigar sobre las causas y curar de forma eficaz las lesiones que lo provocan. Este es el trabajo de una moderna clínica del dolor. Pero cuando hablamos de dolor de larga duración y resistente, todo cambia. Entonces tratar el dolor significa ante todo conocer el cerebro.

Aún estamos lejos de desentrañar los misterios del órgano más fascinante y difícil. Para los médicos y los investigadores del mundo del dolor es una tarea muy dura. A menudo nos encontramos frustrados en los intentos de entender más y curar el sufrimiento que de ello deriva. Es un compromiso con nuestros pacientes que hemos asumido y con ellos compartimos las alegrías de los éxitos que logramos. Si bien es verdad que el camino es aún largo, también lo es el hecho de que hoy la gran mayoría de los pacientes pueden verse curados o aliviados. En el fondo somos muy humildes, nos conformamos con que usted pueda disfrutar de una vida plena, casi feliz.


 

Tratamiento multidisciplinar del dolor

 

  • Fisioterapia

La fisioterapia permite trabajar el alivio del dolor y completar los tratamientos que se aplican desde la perspectiva médica. El objetivo es ganar fuerza muscular y estabilidad, así como restaurar las funcionalidades completas del paciente.

 

  • Psicología

En ocasiones el dolor está potenciado por aspectos psicológicos. En otras, el dolor es el que causa efectos negativos en la vida personal, social o familiar. En ambos casos, desde la psicología y a través del asesoramiento emocional se persigue aportar el mayor bienestar posible, enseñando a los pacientes a enfrentarse al sufrimiento y a cambiar su percepción del dolor.

 

  • Nutrición

La nutrición personalizada, por su parte, es capaz de aminorar los síntomas de muchas enfermedades. Es el caso de la dieta antiinflamatoria o la dieta específica para personas con dolor crónico.


 

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas relacionadas

Entradas similares

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.