El dolor de la artrosis

20 de Septiembre de 2016

El dolor de la artrosis

El doctor Marcello Meli, director de la Clínica del Dolor Aliviam, nos explica qué es la artrosis y cómo aliviar sus síntomas


¿Qué es la artrosis?

Es una patología degenerativa que provoca el deterioro del cartílago de las articulaciones. A medida que el cartílago desaparece los huesos se desgastan y deforman, generando dolor.

 

Síntomas

La artrosis se manifiesta con inflamación y dolor articular profundo, que empeora con la actividad física y disminuye con el reposo. En las fases avanzadas el dolor es constante y puede impedir el descanso nocturno. También pueden aparecer síntomas como rigidez o contracturas musculares.

 

Causas

Aunque no siempre tiene un desencadenante conocido, algunas de las causas de la artrosis pueden ser:

- Enfermedades congénitas

- Traumatismos o actividad física intensa y prolongada

- Enfermedades metabólicas

- Otras enfermedades reumáticas...

 

Tipos

La artrosis puede desarrollarse en varias zonas del cuerpo. Algunas de las más frecuentes, son:

- Rodilla

- Articulaciones interfalángicas (dedos)

- Base del primer dedo de la mano (rizartrosis)

- Cadera

- Columna...

 

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de la artrosis son principalmente los siguientes:

- Edad: El 30% de los mayores de 45 años desarrolla signos de artrosis.

- Sexo: Las mujeres están ligeramente más expuestas por factores hormonales.

- Obesidad: Una pérdida de peso de 5 kg puede reducir a la mitad el riesgo de artrosis de rodilla.

- Factores genéticos: En algunos casos la herencia genética puede predisponer a artrosis juvenil.

- Traumatismos: Una fractura o lesión puede desencadenar una futura artrosis,

- Uso excesivo de la articulación: Los deportistas o personas que realizan elevada actividad física de forma repetida tienen mayor riesgo de desarrollar artrosis.

 

Incidencia

La artrosis afecta más a las mujeres que a los hombres, sobre todo tras la menopausia. Aunque a partir de los 65 años esta enfermedad se presenta en casi el 70% de los casos.

En España aqueja actualmente al 10% de la población general, de acuerdo a la Sociedad Española de Reumatología (SER). La artrosis de rodilla es la más común, con más de un 10% de prevalencia. Le sigue la artrosis de mano, con un 6,2%.

 

Aliviar el dolor de la artrosis

El proceso degenerativo de la artrosis, a día de hoy, no se puede revertir. Pero sí se pueden aliviar sus síntomas.

El objetivo, por tanto, será reducir el dolor y mantener la movilidad articular. Para ello existen diversas medidas:

La primera es la reducción del peso y la corrección de la postura general. También es muy importante favorecer una vida más activa y saludable: el 75% de los pacientes con artrosis son totalmente sedentarios.

 

  • Fármacos

Son una medida totalmente paliativa y deberían siempre asociarse al control del peso y la actividad física.

 

  • Antiinflamatorios

Pueden reducir el dolor en apenas un 30% de los casos, y mejorar la función articular en sólo un 15%. En Aliviam se evita la prescripción de otros fármacos como antidepresivos u opiáceos para el dolor articular, a menos que la situación lo requiera expresamente.

 

  • Cirugía artroscópica

Puede ser beneficiosa durante unos meses y consiste en extraer de la articulación las partículas desprendidas de los tejidos dañados.

 

  • Inyección intraarticular de corticoides

Pueden aportar semanas o meses de alivio de dolor, pero el uso prolongado se asocia con daños en el cartílago. Por ello no se recomienda más de una punción cada 4 meses.

 

  • Inyección de ácido hyalurónico o viscosuplementación

Provee viscoelasticidad a las superficies articulares y tiene una acción analgésica. Su efecto no supera los 6 meses, pero numerosos estudios avalan su uso y su superioridad a largo plazo con respecto a los corticoides.

 

  • Kinesiotape

En pacientes con artrosis de rodilla tiene como objetivo la alineación de la rótula. Consiste en aplicar un vendaje dinámico que contribuye a esta alineación, mientras el paciente realiza poco a poco una serie de ejercicios de fortalecimiento del cuádriceps en casa. Si se cumplen estas pautas, cerca del 80% de los pacientes mejoran con este tratamiento.

 

  • Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

Las infiltraciones de PRP en las articulaciones dañadas estimulan la acción reparadora de las células. El tratamiento con tres infiltraciones ha demostrado ser superior al ácido hyalurónico en cuanto a la disminución del dolor y de la rigidez articular.

 

Más técnicas intervencionistas contra el dolor por artrosis

 

Consejos cotidianos

1. Llegar a un peso adecuado

2. Realizar actividad física adaptada a la edad del paciente: natación, ciclismo, tai-chi, yoga, pilates... o sencillamente caminar 20 minutos cada dos días.

3. Evitar deportes de impacto: correr, saltar (aunque esto se debate aun), evitar subir muchas escaleras (demostrado)

4. Evitar la sobrecarga de la articulación

5. Si duele, reposa

 

Artritis vs. Artrosis

La artrosis es una forma de artritis, la más común. Existen otras formas de artritis como la psoriásica, la reumatoide o la infecciosa, que además pueden aparecer más precozmente. Para establecer un diagnóstico de artrosis es suficiente con tener dolor en una o pocas articulaciones, más de 45 años y rigidez matinal de menos de 30 minutos. Si el dolor se presenta en muchos puntos, o aparecen otras características como fiebre o pérdida de peso, por ejemplo, deberíamos sospechar de otro tipo de artritis.

 

Para más información, contactar con Aliviam

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas relacionadas

Entradas similares

Aceptar Modificar su configuración El sitio web www.aliviam.com/ es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies