Aliviar el dolor de la fibromialgia

11 de Mayo de 2016

Aliviar el dolor de la fibromialgia

Las expertas de la Clínica del Dolor Aliviam nos cuentan cómo podemos abordar esta enfermedad desde la psicología, la fisioterapia y la nutrición, en el Día Mundial de la Fibromialgia.

 

Psicología

Las consecuencias emocionales como la ansiedad, la depresión, el aislamiento, la incomprensión... son de gran peso en personas con fibromialgia. La psicología intenta enseñar a estos pacientes a controlar estas situaciones y a aliviar el dolor tanto físico como psicológico. El primer paso: aceptar que la enfermedad es algo propio, y que forma parte de uno mismo.

Una vez detectada la fibromialgia es fundamental ponerse en marcha, buscar la información adecuada para saber cómo funciona y tomar responsabilidad sobre el propio bienestar. Para ello se deben seguir estrategias de afrontamiento adaptativas, como instaurar nuevos hábitos de autocuidado, aprender a conocer y regular las emociones negativas, dedicarse más tiempo a uno mismo, practicar ejercicio aeróbico o realizar actividades agradables que mejoren nuestro estado de ánimo. ¡Comienza por ti, permítetelo, dependes únicamente de ti mismo!

Isabel Torres. Psicóloga

 

Fisioterapia

La fisioterapia juega un importante papel en la calidad de vida de los pacientes con fibromialgia. Cuando alguien sufre los dolores que provoca esta enfermedad, no se ve con ánimo de moverse. Pero si se cae en esta tentación, la flexibilidad y el funcionamiento muscular se irán deteriorando. La fisioterapia no solo contribuye a la disminución del dolor, sino que además ayuda a mejorar la movilidad general aminorando la rigidez.

Cuando un paciente con fibromialgia llega a la consulta, se realiza en primer lugar una evaluación exhaustiva en la cual se valora su grado de dolor, su movilidad y su fuerza muscular. En función de estas variables el tratamiento se aborda de una manera u otra, aunque los patrones más frecuentes son la relajación de los sistemas musculoesqueléticos, la activación física del paciente y el fortalecimiento -muy progresivo- de la fuerza muscular.

Mar Gallego. Fisioterapeuta

 

Nutrición

La alimentación funcional en la fibromialgia se basa en una dieta antiinflamatoria que reduce los síntomas de dolor y fatiga a largo plazo, logrando una mejoría en la calidad de vida de los pacientes. La dieta en las personas que sufren esta enfermedad ha de ser equilibrada y rica en nutrientes que ayuden a remitir el dolor y la inflamación (como Vitamina D, Omega 3, Magnesio, Manganeso, Calcio, Zinc...).

Se ha observado que los pacientes con fibromialgia tienden a sufrir sobrepeso. Es importante mantener un peso adecuado, ya que la grasa corporal tiene efectos pro inflamatorios en nuestro organismo. También se ha observado que muchos fibromiálgicos muestran los mismos síntomas que las personas con hipersensibilidad al gluten no celíaca. Todo ello ha conducido a una nueva corriente nutricional que aboga por la reducción del consumo de gluten y de hidratos de carbono para aliviar el dolor de esta enfermedad.

Fernanda Lima. Nutricionista

 

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas relacionadas

Entradas similares

Aceptar Modificar su configuración El sitio web www.aliviam.com/ es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies