Entrevista a Santi Bustos 'El Pollito'

14 de Marzo de 2016

 

Santi Bustos: “Me llegué a preguntar si podría continuar en el boxeo profesionalmente”

 

El boxeador mallorquín Santi Bustos (conocido como ‘El Pollito’) lleva 14 años dedicándose al mundo del boxeo, los últimos cuatro de manera profesional. A finales del pasado año, tras una lesión, se le generó un dolor que le impedía golpear. Después de un mes y medio decidió acudir a Aliviam, donde le diagnosticaron rizartrosis de pulgar. Hoy, si no compite no es a causa de ninguna dolencia, sino porque va a ser papá.

 

 

 

 

 

P. ¿Cuándo empezaste en el mundo del boxeo? ¿Por qué?

R. Fue mi hermano mayor quien me introdujo en el mundo del boxeo. Yo jugaba al fútbol y decidí empezar a practicar un deporte de contacto, para aprender a defenderme (cuando eres jovencito sabes que pueden pasar muchas cosas ‘por ahí fuera’). Y empecé, empecé... y empezó a gustarme. Al principio los turnaba, pero finalmente decidí dejar el fútbol y dedicarme un poco más al boxeo, ¡y hasta día de hoy! Ya son 14 años en este mundo.

Profesionalmente, llevo cuatro años boxeando. Ahora he hecho una pausa, porque mi mujer está en estado y hemos decidido vivir juntos el embarazo, pero después lo reengancharé de nuevo, ¡y a intentar tirar para adelante!

 

“La gente se asusta y me dice: ¿no te dan miedo los golpes?”

 

P. ¿Qué te aporta el boxeo a nivel personal?

R. Me permite estar mejor conmigo mismo. Te quita el estrés, haces muchas amistades, me lo paso bien... La gente, al saber que soy boxeador se asusta y me dice: “¿no te dan miedo los golpes?”... Más que miedo dan respeto, pero cuando uno lleva tanto tiempo en ello se acostumbra y aprende a disfrutarlo.

 

“Cuando golpeaba me dolía bastante, y no se llegaba a curar”

 

P. ¿Cuándo surgió tu dolor?

R. El dolor se provocó en un combate en Madrid. Fue el año pasado, a mediados de noviembre. Al golpear al adversario le di en el codo (o puso el codo) y me dañé el escafoides. Cuando golpeaba me dolía bastante, y no se llegaba a curar. Un amigo me aconsejó acudir a Aliviam; fue entonces cuando el Dr. Meli me detectó una rizartrosis del pulgar y me realizó la infiltración. Y la verdad es que muy bien, ¡de maravilla!

 

Sabías que... “La rizartrosis del pulgar se debe en los boxeadores a una degeneración de las superficies articulares (en concreto, del cartílago). En el caso de ‘El Pollito’, se desarrolló a causa de los repetidos impactos con la mano, pero no generó dolor hasta un mal golpe concreto. Algunos boxeadores se han tenido que retirar de las competiciones a causa de esta afección”

 

P. Entonces... ¿Dio resultados el tratamiento? ¿Alivió tu dolor?

R. ¡Sí! Fue demasiado bien, la verdad (risas). Después de estar como un mes y medio con dolor, supe que tenía que hacer algo. Entonces me hicieron la infiltración. En el momento en que salí pensaba que notaría un adormecimiento, o algo... pero la verdad es que no, todo estaba perfecto y no me ha vuelto a molestar nada. Estuve una semanita parado, y al reengancharlo otra vez e intentar golpear vi que se había solucionado.

 

“Al reengancharlo otra vez e intentar golpear vi que se había solucionado”

 

P. ¿Barajaste la posibilidad de no poder volver a boxear a causa de tu lesión?

R. No lo sé, no lo llegué a pensar... Siempre que he tenido algún golpe, con el tiempo se ha curado (porque no ha sido un golpe fuerte). No he temido dejar de boxear, aunque la verdad es que sí me llegué a preguntar si podría continuar en el boxeo profesionalmente...

 

 

“Realmente lo recomendaría a personas que tienen problemas de esta clase”

 

P.  ¿Qué destacarías de tu paso por Aliviam?

R. El trato hacia la persona. Sin conocerte de nada el trato es agradable, y eso se valora mucho. De Aliviam me llevo que son unos grandes profesionales, realmente lo recomendaría a personas que tienen problemas de este tipo y, la verdad, creo que se quedarían contentos.

 

Sabías que... La infiltración practicada en este caso forma parte del campo de la medicina regenerativa osteoarticular. Su objetivo es estimular la reparación natural de los tejidos, con tal de ralentizar los fenómenos degenerativos (o prevenir sus consecuencias).

En Aliviam abordan este ámbito desde tres áreas específicas, empleando la más novedosa tecnología del sector (a través de infiltraciones de plasma rico en plaquetas, de ácido hialurónico o de ozono médico).

 

Más información: http://www.aliviam.com/es/soluciones/medicina-bioregenerativa-osteoarticular/

Siguiente entrada

Entradas relacionadas

Entradas similares

Aceptar Modificar su configuración El sitio web www.aliviam.com/ es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies