Vida activa sin dolor Aliviam


Consejos de Aliviam 
para una vida activa sin dolor

En Aliviam nuestra misión es tratar el dolor, especialmente el dolor crónico. Pero tenemos una visión, que es infundir los principios de una vida más saludable a través de la prevención. 


"El sedentarismo y la obesidad
son la causa de la mayoría de los cuadros
que vemos cada día"

Nuestros cuerpos se han ido adaptando, durante muchos miles de años, a las tareas que se nos iban presentando para sobrevivir como especie. No estamos diseñados para pasar horas y horas durante el día detrás de una mesa, ni para estar delante de la tele o de un iPad por la noche. Aún tenemos, desde el punto de vista biológico, el cuerpo de un cazador-recolector. 

Sabemos que el sedentarismo y la obesidad son la causa de la mayoría de los cuadros que vemos cada día. Uno de cada cinco adultos de nuestro entorno sufre las consecuencias de la artrosis. Casi lo mismo se puede decir para la osteoporosis, que afecta principalmente a las mujeres después de los 50 años. Revertir este proceso es también ganarle la batalla al dolor. Los pilares de esta actuación son: actividad física, reducción del peso corporal y una alimentación sana.

Si tuviera que elegir entre todas las medidas de prevención me quedaría con una: la actividad física. Hay muchos estudios serios y rigurosos que aseguran que el coste del sedentarismo es más alto que el de las consecuencias de diabetes, tabaquismo y obesidad juntos. Simplemente adoptando cambios en nuestros hábitos diarios podremos darle la vuelta al calendario de enfermedades. Caminar 20 minutos al día es la medicina más potente, es gratuita y está al alcance de todos.

Dr Marcello Meli, especialista en Terapéutica del dolor y director de Aliviam


 

"El ejercicio permite una liberación de endorfinas especialmente beneficiosa en personas afectadas por un cuadro de dolor crónico"

Hoy en día en el mundo occidental, la vida marcada por horarios y obligaciones nos ha llevado a intentar acortar el tiempo empleado en los desplazamientos, llegando a utilizar los vehículos hasta para trayectos cortos con el incremento contaminante que eso supone...

Si muchos de estos movimientos los realizáramos a pie o en bicicleta añadiríamos a nuestra vida diaria un plus cardiosaludable y con muchas ventajas para los individuos y la sociedad que componen. El ejercicio, tanto para personas sanas como con algún tipo de patología, permite alcanzar un tono cardiovascular mejorado y provoca, además, una liberación de endorfinas especialmente beneficiosa en personas afectadas por un cuadro de dolor crónico.

Dr. Miguel Tejero, especialista en Terapéutica del dolor


 

"El movimiento, es vida"

Movilidad y actividad son vida. Los seres humanos estamos hechos para movernos, y por ello el cuerpo nos lo pide, tanto si existe dolor como si no. Nuestros músculos actúan como un motor que nos impulsa, y sus combustibles son la alimentación y el movimiento. La realización de actividad física, acompañada de un estilo de vida saludable, ya ha demostrado ser capaz de mejorar en gran medida los cuadros de dolor. Por eso animo a todas las personas, vivan o no con dolor, a moverse: porque el movimiento, es vida.

Mar Gallego, fisioterapeuta


 

 

"Una vida activa mantiene un cuerpo sano y tonificado, y un sistema digestivo saludable y activo"

Vivir una vida activa es importante en varios aspectos. No solo mantenemos nuestros músculos en forma, también obtenemos un corazón fuerte y una óptima circulación sanguínea, como también un sistema digestivo activo y saludable.

Uno de los problemas más recurrentes en la consulta de nutrición son los numerosos casos de estreñimiento. Para evitarlo no solo debemos mantener unos buenos hábitos alimenticios y beber agua: uno de los factores más importantes es mantenerse activo. Al movernos, activamos nuestro organismo y ayudamos de forma natural a nuestro sistema digestivo.

Realizar ejercicio de forma moderada y constante activa la motilidad intestinal y los sistemas musculares de la zona abdominal, directamente implicados en una correcta digestión y evacuación. Al activar la circulación sanguínea también se ve beneficiada la circulación del aparato digestivo, logrando que funcione a su ritmo natural. Una vida activa mantiene un cuerpo sano y tonificado, y un sistema digestivo saludable y activo.

Fernanda Lima, nutricionista


 

"La clave es romper la inercia: empezar a hacer cosas para comenzar a estar bien"

Una vida activa  implica la capacidad de comprometerse con uno mismo, un autoconocimiento y una comprensión de cómo funcionan los mecanismos naturales de nuestro cuerpo para aprovechar al máximo lo que este nos ofrece. 

El dolor genera cambios importantes en la vida diaria que pueden llevar a una pérdida de la actividad, generando patrones muy contraproducentes. Lo que determinará el curso de la patología es la actitud de cada persona al afrontar el problema.

La meta es encontrar un nivel de actividad óptimo, permanecer activo/a y participar en actividades placenteras. En definitiva, aprender nuevas formas de afrontar el problema implicándose activamente.  La trampa de la depresión es ‘esperar a estar bien para hacer las cosas’, la clave es romper la inercia: empezar a hacer cosas para comenzar a estar bien.

Isabel Torres, psicóloga


 

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.